fbpx

Kringle de calabaza caramelizada

Si quieres sorprender a los tuyos para el Día de Reyes, este año puedes sustituir el típico roscón por un kringle, un dulce típico navideño de los países nórdicos. El relleno más tradicional de este dulce es la canela, pero si quieres probar algo diferente, puedes darle un “toque IBSA” con nuestra calabaza caramelizada. ¡Te dejará con la boca abierta!

Se pueden hacer cientos de canapés distintos, sencillos pero con un toque gourmet que dejará a tus invitados con la boca abierta. Hoy te proponemos un canapé muy fácil de preparar con el que seguro que triunfas:

 

Ingredientes para la masa:

  • 120 ml de leche entera
  • 1 sobre de levadura seca de panadero o 15 gr de levadura fresca prensada
  • 30 gr de azúcar
  • 30 ml de miel
  • 30 gr de mantequilla
  • 300 gr de harina
  • 1 yema de huevo
  • 1 pizca de sal

 

Ingredientes para el relleno:

 

Para el glaseado:

  • 1 clara de huevo
  • 50g de azúcar glass

 

Elaboración:

  1. En un bol mezclamos los ingredientes secos para la masa: harina, azúcar, sal y levadura. Mezclamos un par de minutos.
  2. Añadimos los ingredientes líquidos: leche templada, mantequilla derretida, la miel y la yema de huevo. Amasamos durante unos 10 minutos hasta que consigamos una masa lisa y que no se pegue a las paredes del bol.
  3. Amasamos formando una bola y la ponemos en un bol ligeramente engrasado, tapamos con papel film y dejamos en un lugar seco para que la masa crezca hasta que doble su volumen Más o menos tarda 1 hora.
  4. Transcurrido ese tiempo, ponemos la masa otra vez sobre la superficie de trabajo, amasamos un poco con los dedos y con un rodillo la estiramos formando un rectángulo.
  5. Extendemos la calabaza caramelizada por toda la superficie del rectángulo, dejando unos 2 cm libres por los bordes. Espolvoreamos también por toda la superficie los frutos secos que hayamos elegido.
  6. Enrollamos el rectángulo por el lado más largo formando un cilindro. Con un cuchillo afilado dividimos el cilindro en 2 mitades, ponemos la parte en la que se ve el relleno hacia arriba y trenzamos las 2 tiras pasando una por encima de otra. Con la trenza unimos los dos extremos formando una corona.
  7. Colocamos la corona sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y tapamos con film o con un trapo limpio. Dejamos reposar de nuevo 1 hora para que la masa eleve otra vez.
  8. Una vez transcurrido ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y horneamos unos 30 min o hasta que veamos que nuestro Kringle está bien dorado.
  9. Mientras se hornea preparamos el glaseado mezclando la clara de huevo con el azúcar glass tamizado hasta formar una pasta blanca. Cuando el kringle esté listo, lo pincelamos todo con el glaseado.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información.
Más información Acepto