portadas-10.jpg

5 desayunos saludables para niños para comenzar el curso con buen pie

desayunos saludables

Han comenzado las clases y con ellas todo ha vuelto a su rutina normal. Así que otra vez a las peleas mañaneras para que los pequeños se levanten de la cama y las prisas para no llegar tarde.

Con todo este ajetreo, a menudo tu vida sigue el dictado de esta falta de tiempo y recurres a soluciones fáciles para el desayuno de los niños.

Aunque sospechas que estas opciones no son las mejores para su salud, son las únicas que se te ocurren, que no requieran invertir un montón de tiempo y que además les gusten a ellos.

Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Hoy queremos ayudarte con 5 desayunos saludables para niños, que tendrás listos para servir en un periquete y que les encantarán.

Desayunos infantiles: ¿Una fiesta de azúcares?

Es posible que te estés preguntando: ¿Pero realmente los desayunos que doy a mi hijo son tan poco saludables?

Lamentablemente sí.

Casi todo lo que desayunan habitualmente nuestros niños, ya sean cereales de caja, chocolate soluble con leche, galletas, bollería o tostadas con mermelada, contienen cantidades de azúcar muy importantes. Normalmente alrededor del 50% o incluso más.

Esto lo verás fácilmente en el etiquetado, donde el azúcar (ya sea declarado como tal o con nombres alternativos) es casi siempre el segundo o incluso el primer ingrediente. Muchos de estos productos están además fabricados con harinas refinadas, que también son básicamente azúcares.

Incluso ese zumo de naranja que consideras como el elemento más sano del desayuno es, básicamente, agua con azúcar. Esto ya lo vimos en nuestro post sobre los 5 lobos con piel de cordero en tu alimentación que pueden estar minando tu salud.

Algunos de los alimentos habituales en los desayunos de nuestros niños llevan además otros ingredientes más que cuestionables. Entre ellos están las grasas hidrogenadas, el aceite de palma refinado o diversos aditivos alimentarios.

Los cereales y galletas se procesan a altas temperaturas, lo que acaba prácticamente con todos los nutrientes que había en el alimento original. Es por lo que siempre suelen llevar vitaminas sintéticas añadidas.

Por lo tanto, es importante que proporciones a tus hijos desayunos ricos en nutrientes.

5 ideas de desayunos saludables

Sabemos que uno de tus mayores problemas es la falta de tiempo. Por ello, hemos buscado ideas de desayunos que estén listos en cinco minutos o que puedas preparar la noche anterior. Además, ninguno de ellos lleva lácteos ni harinas refinadas y están endulzados solamente con frutas.

La mayoría de los ingredientes puedes encontrarlos en supermercados convencionales o, si no estuvieran disponibles en el tuyo, los tienen en cualquier herbolario o tienda ecológica.

#Idea 1: Tarrinas de Chía y avena

Llena un tarro pequeño de cristal con tapa (tipo “mason jar”) hasta la mitad con bebida de avena.

Introduce medio plátano maduro y machácalo con un tenedor hasta que forme una crema.

Añade dos cucharadas de semillas de chía, dos de copos de avena integrales y una cucharadita de coco rallado seco.

Pica cuatro almendras crudas (con o sin piel) o, en su lugar, un par de nueces u otro fruto seco crudo.

Deja las tarrinas en la nevera durante la noche y sirve por la mañana.

Consejos:

  • Asegúrate que todo esté bien cubierto con la bebida de avena y que esta llegue más o menos hasta un dedo por encima del contenido. Las semillas de chía chuparán parte del líquido y formarán una especie de pudin.
  • Los copos de avena integral los puedes encontrar en herbolarios. Algunos incluso los venden germinados. Estos son aún mejores pues se han eliminado algunos antinutrientes que dificultan la absorción de los minerales presentes en los cereales. También existen sin gluten.
  • Escoge una bebida de avena sin azúcar añadido. El cereal ya es dulce de por sí. Si a tu hijo no le parece suficientemente dulce, puedes fabricar un endulzante hecho de dátiles triturados con agua. Tienes la receta en esta web.

#Idea 2: Crema de trigo de sarraceno

Pon a remojar en agua 60 gramos de trigo de sarraceno durante la noche.

Por la mañana, escurre con un colador, lávalo e introdúcelo en una batidora de vaso o robot de cocina con agua limpia justa para cubrir.

Tritura durante un minuto.

Añade un plátano troceado, cuatro dátiles deshuesados, 4 o 5 gotas de zumo de limón, una pizca de sal y una pizca de canela.

Bátelo todo durante otro minuto.

Debe quedarte con la textura de una crema. Si está muy sólida, añade un poco más de agua vuelve a batir.

Sirve en un cuenquito y decora con algunos frutos rojo como arándanos, frambuesas o fresas.

Consejos:

  • El trigo de sarraceno no es un cereal y por lo tanto no tiene gluten. Lo encontrarás en cualquier herbolario o tienda ecológica.
  • Puedes usar frutos rojos congelados, que son más baratos. Entonces déjalos en el frigorífico la noche anterior, para que se descongelen.

#Idea 3: Batido verde con frutas

Este “smoothie” es un alimento completo y muy fácil de preparar.

En una batidora de vaso o robot de cocina, pon ¾ de vaso de bebida de avena (u otra leche vegetal).

Añade medio mango, medio plátano, media taza de hojas de espinaca crudas, 4 o 5 hojitas de menta frescas y un par de tallos de perejil con sus hojas.

Si lo quieres hacer más contundente, puedes incorporar también una cucharada de copos de avena integrales.

Tritura todo durante un minuto.

Obtendrás un batido dulce y de un atractivo color verde.

#Idea 4: Wrap de plátano y cacao con mantequilla de cacahuete

Sobre una torta tipo “wrap” o tortilla mexicana integral, coloca un plátano maduro.

Espolvoréalo con cacao puro en polvo (¡no cacao azucarado!) y tres o cuatro nueces picadas.

Unta el plátano con mantequilla de cacahuete casera.

Ahora enrolla el “wrap” y sujétalo con unos palillos.

Pásalo todo por una plancha o sartén antiadherente (no hace falta aceite), hasta que esté caliente.

Si andas con mucha prisa, también puedes calentarlo en el microondas. La idea es que la mantequilla de cacahuete y el cacao fundan y la tortilla se caliente.

Consejos:

  • Asegúrate de que el “wrap” o tortilla sea integral. Puede ser de trigo o maíz.
  • No uses mantequilla de cacahuete comprada, porque lleva muchos aditivos y aceite de palma. Es muy fácil hacerla en casa. Sólo necesitas cacahuetes tostados (si no los encuentra cómpralos crudos y tuéstalos en el horno hasta que se pongan un poco marrones) y una batidora. En esta web te explican como hacerlo.

#Idea 5: Pan con tomate (versión saludable)

En nuestros 5 desayunos saludables no podía faltar alguna opción salada. Quién no ha tomado el famoso mollete con aceite y tomate en algún bar.

En este caso lo vamos a hacer más sano, usando una rebanada de un pan 100% integral, la cual pondremos en la tostadora para que esté crujiente.

Ahora sólo nos queda rallar un tomate bien maduro, regarlo con un poco de aceite de oliva virgen extra, añadir una pizca de sal y ponerlo sobre el pan.

Si lo prefieres, puedes hacerlo con jamón serrano, pero entonces cómpralo al corte y no uses de sobre. Los envasados suelen contener azúcar como conservante.

Consejos:

  • Para esta receta es importante que consigas un pan 100% integral. La mayoría del pan que venden en supermercados y el pan de molde etiquetado como integral está hecho mayoritariamente con harinas refinadas y sólo lleva una parte pequeña de integral. Así que conviene que te acerques a alguna panadería artesana. Puedes comprar más cantidad de pan y congelarlo, sacándolo la noche anterior.

ideas de desayunosCambiar hábitos: llegar a compromisos

Los 5 desayunos saludables para niños que te hemos presentado, son sabores relativamente fáciles de asimilar. Si tus hijos son de los que van a piñón fijo y no quieren probar nuevos alimentos, tendrás que negociar con ellos que al menos coman un poco de los nuevos desayunos, a cambio de seguir dándoles lo que les gusta. Luego ve incrementando poco a poco la cantidad.

Es importante educarles para que se acostumbren a sabores diferentes y que al menos coman un poco, aunque no les guste. Esto abrirá su horizonte y cada vez aceptarán más tipos de alimentos.

También es importante que estén informados sobre cómo se fabrican algunos de los alimentos poco saludables que suelen tomar. Un buen documental sobre el proceso de fabricación de ciertos productos puede remover sus conciencias y que se empiecen a interesar más por una alimentación sana.

Un desayuno saludable es sólo el comienzo

Nuestros 5 desayunos saludables para niños son sólo algunas ideas para ayudarte a que tus hijos comiencen el día de forma sana. Puedes encontrar muchísimas más en blogs y páginas Web como por ejemplo esta.

Y recuerda que el desayuno es sólo una de las comidas del día. Es importante que toda la alimentación de tus hijos sea sana, equilibrada y variada. En nuestro anterior post sobre cómo adelgazar tras las vacaciones ya explicamos las principales pautas para seguir una dieta saludable y rica en nutrientes.

¡Anímate a mejorar tu alimentación y la de tus hijos!

Aprender a comer bien es el mejor regalo que les puedes hacer para su salud.