fbpx

Pizza de espinacas y alcachofas braseadas

Una pizza también puede ser saludable e igualmente deliciosa, ¡todo depende de los ingredientes que lleve! Nuestras alcachofas braseadas serán un acierto seguro en esta pizza casera.  También puedes comprar la base de la pizza ya preparada, pero te aconsejamos hacer la masa en casa, así será más sana y natural. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes:

Para la masa de pizza casera (1 base de 25 cm)

  • 0.5 g de levadura seca (o 1.5 g de levadura fresca)
  • 110 ml de agua 
  • 175 g de harina panificable
  • 5 g de aceite de oliva
  • 4 g de sal

Para la pizza:

  • 1 masa de pizza
  • 1 bote de alcachofas braseadas IBSA
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 150 g de espinacas frescas o congeladas
  • 50 g de mozzarella 
  • 20 g de parmesano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta molida
  • Ralladura de limón
  • Sésamo tostado

Elaboración:

  1. Para hacer una masa de a pizza sin amasadora empieza disolviendo la levadura en el agua en un bol mediano. A continuación, añade el resto de ingredientes y mezcla bien con la mano hasta obtener una masa homogénea y un tanto pegajosa. Deja reposar la masa en el bol 15 minutos. Guarda la bola de masa en un bol untado con aceite y tapado, o mete la bola en una bolsa de plástico hermética. Deja reposar en la nevera entre 24 y 72 horas. Pasado ese tiempo la masa habrá aumentado su volumen y estará lista. Saca la masa de la nevera 1 hora antes de utilizarla para que se atempere.
  2. Mientras, en una sartén sofríe el ajo con un poco de aceite de oliva. Añade las espinacas y deja que se cocinen hasta que hayan soltado toda su agua. Añade sal y pimienta molida al gusto y reserva.
  3. Precalienta el horno durante 15 minutos a potencia máxima (250ºC) con calor arriba y abajo.
  4. Espolvorea un poco de harina sobre un trozo de papel de horno. Pon la masa en el centro y estírala con cuidado, imprégnate las manos con aceite para que no se te pegue. Estírala hasta que tengas una base finita de unos 20-25 cm de diámetro.
  5. Cubre la base con la mozzarella y encima distribuye las espinacas salteadas. Añade las alcachofas braseadas Ibsa y por último espolvorea el queso parmesano por encima.
  6. Hornea durante 4-5 minutos depositando la masa directamente sobre la base del horno, esto hará que la base quede crujiente como en un horno de leña. Después pásala con cuidado a una bandeja de horno y colócala en la parte superior del mismo para dejarla que se acabe de dorar por arriba unos 4 minutos más.
  7. Saca del horno, añade un poco de sésamo tostado por encima y un toque de ralladura de limón.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información.