portadas-10.jpg

Ponte a punto para el verano

Algunos consejos sencillos y prácticos para cuidarte durante el verano.

La alimentación es importante durante todo el año pero dependiendo de la estación en la que estemos hay que ajustar nuestros hábitos alimenticios.

Con la llegada del verano nuestro cuerpo debe adaptarse a la subida de las temperaturas, más horas de sol y de luz, viento seco, tardes de piscina y playa, vacaciones…

Todo ello hace que nuestra rutina diaria se vea alterada y nuestro organismo se resienta con problemas cutáneos, de regularidad, deshidratación o mareos.

Te damos un decálogo de consejos básicos para que te cuides durante el verano:

  1. Bebe mucho líquido, principalmente agua y zumos, para mantenerte hidratado.
  2. No tomes el sol en la horas de mayor calor, suele ser entre las 12:00 y las 17:00
  3. Si haces deporte, practicarlo a primera o última hora del día.
  4. Mójate antes de meterte en el agua. Ten en cuenta que tu piel tendrá una temperatura superior a la del río, playa o piscina y el cambio brusco de temperatura puede darte algún susto.
  5. Cuida y ejercita tu mente: duerme lo suficiente, aprovecha para leer, escribir, hacer  pasatiempos…
  6. Mantén la piel hidratada, nunca tomar el sol sin protección solar y usar protectores solares, gafas y visera.
  7. Toma alimentos ricos en betacaroneto: zanahoria, pimiento, calabaza, tomate, brócoli…
  8. Especialmente en vacaciones, cuida la alimentación, toma comidas equilibradas, con abundante fruta y verdura, evita los platos con exceso de grasas, las mayonesas, no abusar de los aperitivos salados y las bebidas azucaradas.
  9. Aprovecha el verano para hacer otro tipo de actividad: nadar, jugar al vóley playa o a las palas, pasear por la playa o jugar en la arena con los niños, el objetivo es mantenerse activos.
  10. Sigue la regla de oro: desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo.

 

¡Feliz verano amig@s!