portadas-10.jpg

La primavera, la piel altera

Piel sensible en primaveraHola amigas, ya estamos en la bonita estación de la primavera, en la que las flores empiezan a floreces, anochece más tarde, comienza el buen tiempo (aunque este año se está resistiendo un poquillo) y nuestro cuerpo, debido estos cambios de clima, empieza a sufrir bruscas alteraciones en la piel, por lo que debemos poner especial cuidado en ella.

Este cuidado tan concienciado se debe a que tenemos que eliminar las celulas muertas que se han generado durante el invierno. Por esta razón, debemos darle al cutis, al cuello y al escote una limpieza e hidratación intensivas. De esta forma, creamos defensas ante los posibles agresores externos  y conseguimos una piel luminosa y vital.

Además, en esta época del año también tenemos que tener especial cuidado con la limpieza y tonificación del cutis, ya que los síntomas de las pieles grasas se potencian. Así que ya sabemos, si tenemos facilidad para que nos aparezcan brillos, pequeñas impurezas en los poros y piel grasa, es muy importante llevar a rajatabla el proceso de desmaquillaje, tonificación e hidratación del cutis, para poder dar un aspecto limpio y saludable a la piel y evitar los molestos brillos en la cara.

Otra de las alteraciones que produce está bonita estación del año, es que mientras las flores están creciendo, también lo están haciendo nuestras arrugas y líneas de expresión, ya que se hacen más acusadas. Por esta razón, debemos aportar los máximos nutrientes posibles, así como energía,  para al final combatir estos temidos signos de expresión.

Por último, recordad que no sólo hay que cuidar nuestra piel con cuidados externos, sino también desde dentro. Para ello, debemos tomar todos los días dos litros de agua, hacer una dieta saludable donde incluyamos frutas y verduras,  caminar lo máximo posible y, por supuesto, no estresarnos.

Ya sabemos, a cuidar nuestra piel en esta época del año y a aprovecharnos de los primeros rayos sol que no son tan dañinos,  para adquirir un bonito tono bronceado.