portadas-10.jpg

10 consejos para evitar los atracones navideños

atracones navideños

En la mayoría de las ciudades ya se han encendido las luces navideñas. Las tiendas inauguran lineales repletos de chocolates, turrones, mazapanes y otros dulces tradicionales. A ellos se suman diversas exquisiteces internacionales, que van desde panettones y pandoros italianos, hasta galletas de jengibre alemanas.

Nos espera además un maratón gastronómico que incluye comidas de empresa, cenas familiares, roscón de reyes y más de un escarceo con el fast food, entre compra y compra. Con este panorama parece que es imposible guardar la línea y mucho menos comer sano.

Pero no está todo perdido. Hemos venido a socorrerte con 10 trucos para evitar los atracones navideños, que te ayudarán a mantener tu dieta bajo control, sin tener que sufrir privaciones o prescindir de los eventos sociales.

10 Consejos para evitar los atracones navideños

Las fiestas son un mal momento para tratar de ponerse a dieta. Por ello es importante que seas realista y que no te pongas una meta imposible de alcanzar.

De lo que se trata es de aplicar pequeñas estrategias que te costarán poco esfuerzo, pero que, combinadamente, te ayudarán a evitar los atracones navideños o al menos a moderarlos. Así, no te tendrás que sentir culpable después.

#Consejo 1: Tunea tus menús navideños para hacerlos más sanos

La mayoría de los menús navideños consisten básicamente en pescados, mariscos y carnes. Los vegetales, excepto las patatas, suelen ser los grandes olvidados.

Si te toca preparar la cena, o al menos intervienes en la planificación, aprovecha para incluir platos bajos en calorías y basados en verduras.

Por ejemplo, puedes hacer una gran ensalada o poner unos patés vegetales sobre tostas integrales para el aperitivo, en vez de tanto chorizo, jamón y queso. En esta web vegetariana puedes encontrar algunas ideas interesantes.

Haz guarniciones de verdura originales y dales más protagonismo, reduciendo a cambio la cantidad de carne o patatas que sirves.

Incluso puedes “tunear” las recetas para que resulten más ligeras. Te damos algunas ideas sobre cómo hacerlo en nuestro post de los 10 lifehacks para perder peso de forma saludable.

#Consejo 2: Modérate con las cantidades

En las fiestas tenemos tendencia a cocinar mucho más de lo que nos podemos comer. No sólo preparamos muchos platos, sino que además ponemos cantidades exageradas.

Trata de calcular realistamente la cantidad adecuada por persona y no pongas tantas cosas a la vez. También puedes seguir la estrategia de los restaurantes de cocina moderna. Poner muy poca cantidad de cada cosa, pero presentarlo todo de forma “chic“ y atractiva.

#Consejo 3: Reparte las sobras

Por mucho que planifiques, siempre te sobrará algo de la comida de Navidad o de la cena de Nochevieja. Esto te impide volver a tu dieta normal al día siguiente y tendrá como consecuencia que sigas comiendo alimentos muy calóricos un par de días más.

Así que tu estrategia debe ser deshacerte de todo, repartiéndolo entre los comensales. Puede ser una buena idea que te hagas con unos envases desechables, para que no tengas luego que perseguirlos para recuperar tus tupper.

Céntrate sobre todo en aquellos miembros de la familia que sabes que cocinan poco o que viven solos. El sobrino estudiante que vive en un piso compartido, la cuñada ejecutiva que odia cocinar y que sobrevive a base de precocinados o las parejas con hijos pequeños que andan siempre faltas de tiempo, serán tus víctimas favoritas.

No aceptes un no por respuesta (no les dejes leer este post por si acaso...).

platos sanos navidad

#Consejo 4: Ofrécete a traer el postre

Si te invitan a ir a cenar a una casa ajena, ofrécete para traer el postre. Los anfitriones te lo agradecerán, ya que estarán ya bastante ocupados en preparar el resto de la cena y tú tendrás la oportunidad de poner bajo tu control uno de los platos más calóricos de la noche.

En vez de comprar esos dulces o pasteles llenos de azúcares y otros ingredientes poco saludables, prepara un postre casero rico, sano y sin azúcar. Puedes encontrar recetas interesantes en Webs de alimentación para diabéticos, o de vida saludable. En este link puedes ver algunos ejemplos.

#Consejo 5: No vayas a la cena con hambre

Es muy posible que el mediodía anterior a una gran cena te digas: “hoy como ligero y no meriendo porque ya comeré demasiado esta noche”. Craso error. Esto hará que tengas más hambre y te lances sobre el bufé de aperitivos nada más llegar.

Es mucho mejor que hagas una comida normal y meriendes un snack sano antes de acudir a la cena. Esto hará que tengas mucha menos hambre y no abuses de cosas como croquetas, embutidos o quesos.

#Consejo 6: Ponte ropa ajustada

¿Nunca te ha pasado que has parado de comer porque sentías que te apretaba la falda o el pantalón?

Pues es hora de sacar ese modelito ajustado o esa ropa con la que estás espectacular de pie, pero que al sentarte te aprieta un poco. Te ayudará a recordar cuando debes parar de comer.

#Consejo 7: Escoge las bebidas adecuadas

Ya solamente con la comida es complicado evitar los atracones navideños. Así que no eches más leña al fuego bebiendo montones de cerveza o refrescos cargados de azúcares.

Tomáte un vasito de vino o una copita si quieres, pero bebe sobre todo agua. Las cenas copiosas dan mucha sed, por lo que te conviene apagarla con una bebida sana y no calórica.

#Consejo 8: Come despacio y mastica bien

No devores a la desesperada. A veces comemos tan deprisa que, cuando nos vamos a dar cuenta, ya estamos demasiado llenos y nos sentimos mal.

Tómate tu tiempo y disfruta de la comida. Mastica cada bocado hasta 20 veces y saboréalo. Comer despacio activa tus glandulas salivares, que segregan encimas que ayudan a la digestión.

Además, para cuando hayas acabado, los demás ya se habrán comido una buena parte de la comida, por lo que tendrás menos tentaciones.

cena copiosa de navidad

#Consejo 9: Tomáte un té digestivo después de comer

No hay nada mejor que un té herbal para apoyar una buena digestión y para hacerte sentir mejor tras los atracones navideños. Muchas infusiones incluso tienen efectos adelgazantes.

Opciones recomendables pueden ser el hinojo, el boldo o la hierba luisa.

#Consejo 10: No te olvides del ejercicio físico

Es cierto que con el ajetreo de las cenas, los regalos y las preparaciones, apenas queda tiempo para practicar deporte, salir a correr o ir al gimnasio. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer, para tener al menos un poco de actividad física.

Ve a a todos los sitios que puedas caminando, en vez de en coche o transporte público. Sal a dar un paseo después de la comida de Navidad o juega un rato a la pelota o al “pilla-pilla“ con tus niños o los de tus familiares.

Si vas a una fiesta, quema calorías en la pista de baile. Bailar es un ejercicio muy completo que te hará sudar a los pocos minutos. Incluso si celebras la Navidad en casa, siempre puede proponer a tus invitados hacer un karaoke con baile incluido. ¡Lo pasaréis genial!

Si le echas un poco de imaginación, seguro que encuentras la manera de realizar alguna actividad física divertida.

Ponle freno a los atracones Navideños

Como ves, pasarlo bien en las fiestas no tiene que traducirse necesariamente en unos cuantos kilos demás.

Aplicando nuestros consejos para evitar los atracones navideños, moderándote con las cantidades y haciendo un poco de ejercicio, seguro que logras sobrevivir estas fiestas manteniendo la línea y el buen humor.