portadas-10.jpg

Cómo alimentarte para prevenir los resfriados

prevenir los resfriados

Con el frío a las puertas, pronto estarán de regreso los odiados catarros. Volverás a tener que decidir entre si recurres a fármacos y antigripales o si prefieres los remedios naturales para tratar de aliviar sus molestos síntomas…

¿Pero por qué esperar hasta el momento en que ya no hay vuelta atrás? ¿Por qué no tratar de prevenir los resfriados antes de que ni siquiera aparezcan?

Tu organismo es un sistema complejo, cuya salud depende de muchos factores. Uno de los más importantes es el estado global en el que se encuentran tus defensas.

Estas, a su vez, dependen de aspectos como tu alimentación general o el estado de tu flora intestinal, la cual es una parte muy importante del sistema inmune.

Por ello, en el post de hoy vamos a ver cómo puedes reforzar estas defensas naturales de tu cuerpo, para prevenir los resfriados, los catarros y la gripe.

Una buena alimentación es crucial para prevenir los resfriados

En un artículo anterior, analizábamos cómo podías mantenerte sano y a la vez adelgazar sin dietas, si dabas prioridad a los alimentos no procesados y densos en nutrientes.

Para reforzar tu sistema inmune y aumentar tus defensas, puedes seguir la misma estrategia. A continuación, vamos a ver qué alimentos son especialmente indicados para prevenir los resfriados y la gripe.

Probióticos

Se estima que alrededor de un 70% de nuestro sistema inmunitario está localizado en el intestino. Allí se manufacturan vitaminas y enzimas, a la vez que se bloquean patógenos y toxinas para que no lleguen a nuestra sangre.

En estos procesos son fundamentales las bacterias probióticas, que dominan tu flora intestinal. Por ello, tomar regularmente alimentos que las contienen, puede ayudar de manera importante a reforzar tus defensas.  

En general, cualquier alimento fermentado, que no haya sido sometido posteriormente a un proceso de pasteurización, podrá considerarse probiótico.

Entre los más conocidos están el yogur, el kéfir o los quesos fabricados con leche cruda. También las verduras fermentadas como el chucrut, el kimchi, salsas como el miso o el tamari o incluso bebidas como el kéfir de agua o el kombucha.

Antioxidantes

El estrés, el esfuerzo físico, la exposición a químicos y una alimentación poco saludable desencadenan en tu cuerpo un proceso oxidativo causado por los llamados “radicales libres”. Estos dañan a las células y debilitan tu sistema inmune.

Los radicales libres pueden combatirse consumiendo alimentos ricos en antioxidantes, especialmente frutas y verduras. Estas contienen vitaminas y otros compuestos orgánicos como los betacarotenos, polifenoles y flavonoides, que reducen la oxidación de las células.

Son especialmente ricos en antioxidantes los vegetales de vivos colores, como por ejemplo arándanos, zanahorias, mandarinas, calabazas, col lombarda, espinacas, etc. También lo son las hierbas aromáticas, los germinados y los brotes tiernos. Entre las bebidas, destaca el té verde, muy particularmente el matcha, elaborado con hojas jóvenes.

 

Vitamina C

alimentos contra el catarro¡Cuántas veces te habrás tomado el clásico zumo de naranja para tratar de prevenir los resfriados! Los cítricos son ricos en vitamina C, una aliada perfecta contra los catarros y las infecciones respiratorias.

La vitamina C es antioxidante y parece tener además un papel importante en la formación de los glóbulos blancos en la sangre. Estos son nuestra primera línea de defensa contra las infecciones, los virus y otros patógenos.

Además de los cítricos, existen otras frutas y verduras con niveles incluso mayores de vitamina C. Si quieres saber cuáles, puedes echar un vistazo a este post relacionado.

Vitamina D

Se sospecha que una de las causas del aumento de los casos de gripe en invierno es la reducción drástica de disponibilidad de vitamina D. Esta importante vitamina la sintetizamos, principalmente, a partir de los rayos solares.

En invierno, los días se hacen más cortos y pasamos mucho menos tiempo al sol. Esto, lógicamente, hace que nuestras reservas vitamina D se reduzcan de manera importante. Por ello, es fundamental que, durante los meses de invierno, lo compenses con alimentos ricos en vitamina D.

En este sentido, destaca sobre todo el pescado azul. Este incluye especies como salmón, atún, melva, caballa, arenque, sardina, boquerón, chicharro o jurel, así como las huevas de pescado.

La mayor concentración de vitamina D la encontramos en el hígado de bacalao y en especial en su aceite. De hecho, es habitual tomarlo como suplemento alimenticio, algo que es muy recomendable para prevenir los resfriados durante el invierno.

Aparte de los productos de pesca también contienen vitamina D, aunque en menor cantidad, el hígado de ternera y los huevos.

Si sigues una alimentación vegetariana, será recomendable que tomes un suplemento de vitamina D durante los meses de poca exposición solar.

Raíces contra los resfriados.

Algunas raíces singulares también se han demostrado eficaces para reforzar el sistema inmune y prevenir los resfriados.

La cúrcuma es conocida por ayudar a la formación de células especializadas en combatir enfermedades: los llamados T-Linfocitos. Tiene además un potente efecto antibacteriano y antioxidante. Es aconsejable tomar la cúrcuma junto con pimienta negra, ya que esta aumenta de forma importante su absorción.

También el jengibre parece tener un efecto devastador sobre los rinovirus. Este tipo de patógenos son los responsables de la mayoría de los resfriados y catarros comunes.

Ambas raíces las puedes tomar ralladas en la ensalada, incluyéndolas en batidos o smoothies, o como infusión.

Tés herbales

Es habitual tomar tés e infusiones herbales para aliviar los síntomas del catarro. Sin embargo nuestro objetivo de hoy es prevenir los resfriados antes de que se lleguen a producir.

Para ello también dispones de diferentes plantas medicinales que pueden ayudar fortalecer tu sistema inmune. Algunas de las más destacadas son:

  • Equinácea
  • Malvavisco
  • Rosa Mosqueta
  • Flor se saúco
  • Jara (cistus incanus)
  • Tomillo

Algunas de ellas no son muy comunes, aunque podrás encontrarlas sin muchos problemas en herbolarios u online.

Especialmente destacable es la equinácea que ha demostrado en estudios científicos la capacidad de reducir la probabilidad de sufrir una gripe hasta en un 60%.

Toma medidas para prevenir los resfriados ahora

Si quieres prevenir los resfriados y la gripe, es importante que te pongas a trabajar en ello desde ahora mismo, antes de que llegue el frío de verdad.

La clave está en reforzar tu sistema inmune mediante una alimentación sana. También conviene que te asegures un aporte extra de nutrientes, que te ayuden cuando tus defensas sean puestas a prueba.

Sigue una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes y probióticos y, si posible, refuerza tu sistema inmunitario con infusiones de plantas medicinales. No te olvides de la cúrcuma y el jengibre.

Aparte de la alimentación, convendrá que sigas un estilo de vida saludable, con suficientes horas de sueño, ejercicio al aire libre y tratando de reducir el estrés.

Tu cuerpo es muy agradecido y, con pocas molestias que te tomes, te devolverá el favor. Lo importante es que empieces hoy mismo a prevenir los resfriados y no esperes a que llegue el invierno.