portadas-10.jpg

10 Lifehacks para perder peso de forma saludable

lifehacks para perder peso de forma saludable

Todos los años se repite la misma historia. Comienza el verano y “te ha pillado el toro”. Te das cuenta que has acumulado algunos “michelines” adicionales durante el invierno y que el traje de baño te aprieta.

Así que no te queda más remedio que embarcarte en la tradicional “operación bikini”. Sabes bien que, prácticamente todas las opciones que se te presentan para este fin, son poco saludables o incluso peligrosas dietas disociativas.

También sabes que sólo son un parche temporal. Luego llegará el temido “efecto rebote”.

Ahora que todavía estás a tiempo… ¿por qué no hacer las cosas bien este año?

El asunto no es tan complicado. De hecho, con nuestros 10 lifehacks para perder peso de forma saludable será coser y cantar.

Son pequeños trucos que te harán perder peso de forma gradual, cuidando tu salud y sin dieta ni esfuerzo.

Y lo mejor: puedes convertirlo en un hábito y así no recuperarás los kilos en el futuro.

¿Demasiado bonito para ser cierto?

¡Sigue leyendo y verás!

Los 10 lifehacks para perder peso de forma saludable

Uno de los mayores problemas cuando haces una dieta, es que esta siempre va asociada a un sentimiento de privación.

No comas esto, evita aquello…

Otras te sugieren que comas un solo alimento o que escojas entre muy pocas opciones.

Las que te dejan elegir libremente lo que quieres comer, te limitan mucho en las cantidades. Así que acabas pasando hambre.

No es de extrañar que, una vez que acabas la dieta pre-veraniega, te lances sobre el bufet del hotel como si no hubiera un mañana. O dejes los mares esquilmados de tanto comer “pescaíto frito”, pintxos o pulpo a la gallega.

A la vuelta de las vacaciones, otra vez dieta privativa, hasta que vuelvas a las andadas con las comilonas navideñas.

La clave del éxito de nuestros 10 lifehacks para perder peso de forma saludable, es que no vas tener que sentirte en “modo dieta”. De hecho, puedes comer de forma prácticamente normal.

¿Entonces cómo voy a adelgazar, pensarás?

¡Muy fácil!  Vas a emplear nuestros lifehacks, para convertir platos “problemáticos” en recetas saludables.

#1 Reemplaza nata y leche por bebida vegetal

Ya sean cremas frías como la vichysoisse, una bechamel, salsas, postres, batidos o cafés, todo sabe mejor con un buen chorretón de nata o de leche.

Sin embargo, resulta muy fácil sustituirlas por bebida de soja, de avena o similar. Experimenta con ellas. Verás que la diferencia de sabor es mínima y te habrás deshecho de un buen número de calorías.

#2 Líbrate de las harinas refinadas

Si preparas platos en casa que contienen harinas (pan, pizza, etc.), es una buena idea sustituir las blancas refinadas por integrales. Especialmente aconsejables son la de centeno o, si quieres que la masa crezca algo más, la de espelta.

Esta última es una variedad antigua de trigo, menos modificada por el hombre, por lo que nuestro organismo la tolera mejor. En salsas como la bechamel, donde las harinas oscuras integrales quedan muy antiestéticas, puedes usar harina de trigo de sarraceno.

Si decides comprar este tipo de productos, lee bien los etiquetados. Así te cuidarás de los lobos con piel de cordero, entre los que están los falsos panes integrales.

#3 Sustituye cereales por sus variantes integrales

Esta táctica para perder peso de forma saludable no te costará ningún esfuerzo. La pasta, el arroz o los cereales integrales no difieren sustancialmente de sus equivalentes no integrales, en lo que a sabor se refiere.

En algunos casos tendrás que ponerlos en remojo unas horas antes. Un esfuerzo mínimo que tu línea y tu salud te agradecerán.

#4 Elimina los productos procesados

La mayoría de productos procesados llevan un montón de ingredientes que no sólo engordan, sino que también dañan a tu salud. Por lo tanto, trata de cocinar más en casa.

No es muy complicado hacerte unas galletas, una salsa o una mayonesa casera. Búscate una receta en Internet y anímate. Ganarás en sabor y salud.

Para las urgencias, también puedes contar siempre con nuestras conservas de IBSA, preparadas únicamente con ingredientes naturales.

#5 Reduce el aceite en tus salteados

Puede parecer algo irrelevante, pero la verdad es que cuando pochamos o salteamos alimentos, echamos mucho aceite. Esto no es necesario.

Si cuentas con una buena sartén antiadherente, un par de cucharadas de aceite son más que suficientes para hacer un sofrito. Puedes emplear el truco de salar ligeramente las verduras, lo que les hará soltar su jugo y así se cocerán perfectamente.

Si tienes una Thermomix, puedes utilizar mucho menos aceite del que indican las recetas. Basta con cubrir ligeramente el fondo del vaso.

alimentos saludables

#6 Usa frutas en vez de azúcar

Cuando queremos comer algo dulce, casi todos recurrimos al azúcar u otros endulzantes. Pero también puedes endulzar tu muesli de desayuno, o incluso un bizcocho, con frutas dulces como el plátano.

Otra excelente alternativa son las frutas deshidratadas como pasas, ciruelas, orejones o dátiles. Con estos últimos incluso puede fabricarte un sirope batiéndolas con un poco de agua. Mira esta receta de Danza de Fogones.

Es un endulzante natural que, al contener toda la fibra de la fruta, hará que los azúcares se liberen poco a poco. Esto es mucho más saludable para ti.

#7 Cambia la proporción entre los distintos tipos de alimentos

Una manera fácil de perder peso de forma saludable consiste en seguir comiendo de todo, pero reduciendo las cantidades de los alimentos que engordan e incrementando las de los más ligeros.

Por ejemplo, si sueles comerte dos filetes con una ración de verdura, invierte esa proporción. La composición de tu plato será menos calórica y más sana.

#8 Suplanta a los fritos con horneados

Unos de los alimentos menos recomendables, pero que más nos gustan, son sin duda los fritos.

¿Sabías que la mayoría se pueden preparar en el horno y quedan muy ricos también?

Simplemente colócalos, ya empanados, en una bandeja de horno. Rocía con unas gotitas de aceite o, mejor todavía, usa un spray de cocina. Quedarán crujientes y sabrosos. Un truco fácil pero efectivo.

#9 Usa aliños sin aceite

Nuestra tradicional vinagreta mediterránea tiene una desventaja: contiene muchísimo aceite.

¿Por qué no cambiar de vez en cuando y preparar otros tipos de aliños? Existen muchas posibilidades, ya sean a base de yogur vegetal, salsa de soja, miso…

En esta Web puedes encontrar algunas ideas.

#10 Queso rallado y gratinados ligeros

Hay que admitirlo. Un buen plato de pasta no es lo mismo sin su queso rallado por encima. Y qué decir de ese gratinado al horno tan apetecible…

El problema es que los quesos son básicamente grasa, hasta en un 80%, según los casos.

Una buena idea puede ser sustituir el queso rallado por algunas alternativas vegetarianas.

Para la pasta, si simplemente buscas algo de sabor a queso, puedes añadirle un par de cucharadas de levadura nutricional. También puedes probar triturar media taza de anacardos con la levadura. Obtendrás algo muy parecido al parmesano.

Para gratinar platos, puedes comprar un queso vegano o incluso hacerlo en casa con recetas como esta.

Sólo trata de moderarte también con el consumo de estos quesos y revisa sus ingredientes. Aunque por lo general tienen menos grasa que los de origen animal, suelen contener féculas o aceite de coco, que en exceso también pueden engordar.

Perder peso de forma sana: los pequeños hábitos que hacen la diferencia

Como has podido constatar, para comer más ligero y más sano no es necesario que te tortures hasta casi la inanición. Tampoco que te prives de la mayor parte de alimentos que te gustan. Y mucho menos que pongas tu salud en riesgo con una dieta disociativa y desequilibrada.

Simplemente, come de forma moderada y variada y emplea nuestros pequeños lifehacks para perder peso de forma saludable en tu cocina diaria.  

Verás que poquito a poquito, vas a notar la diferencia e irás reduciendo tu peso corporal a la vez que cuidas tu salud. De este modo, ya no tendrás que enfrentarte a la temida operación bikini, ni dejarte embaucar por la dieta del momento, que pasará a la historia más rápido que un romance de verano.

¿Y tú? ¿Conoces otros lifehacks sencillos para perder peso de forma saludable?  Entonces no seas egoísta y comparte tu secreto, dejando un comentario.